La mayoría de nosotros utilizamos Command+Tab para cambiar entre aplicaciones, sobre todo si también usamos Windows, que tiene su equivalente en Alt+Tab.

Mientras estás cambiando de aplicación, puedes utilizar los siguientes atajos que te harán trabajar aún más rápido para gestionar los programas abiertos:

h - oculta la aplicación seleccionada
q - cierra la aplicación seleccionada
flechas izquierda y derecha - moverse entre aplicaciones
flecha arriba - vista previa de la aplicación seleccionada
flecha abajo - selección de la ventana de vista previa